El tiempo, a veces el tiempo nos separa, nos une y nos deja meditar,

pero siempre, no hay ocasión en la que deje de hacerlo, nos pone a cada uno en nuestro sitio

“Adiós”; alguien me dijo una noche que es la palabra más difícil de dedicar,

la más dolorosa de sentir y, extrañamente, una de las más fáciles de decir

Hoy miro a las estrellas y sonrío, porqué jamás la tuvimos que pronunciar

 

Aunque nuestros caminos hallan viajado por mundos diferentes y apartados,

ambos sabemos, y yo quiero creer, que nuestras miradas no se perderán

Aunque mis sentimientos hallan cambiado de nombre, no pudieron olvidar el tuyo

Ahora vuelvo a notarme joven, salvaje, alegremente libre y con ganas de vivir

Ahora vuelvo a soñar con un futuro sin miedo, ahora que has vuelto a mí

 

Sujeta mi mano y haz que todos mis deseos se hagan increíblemente reales

Haz que mi risa recupere la fuerza que tenía antes de ese vendaval

que me cegaba y me hacía llorar y del que tu suave voz me protegía desde la lejanía

Haz que mi música tenga el poder de salvar de la pena a quienes la escuchen

y que mis palabras suenen de nuevo seguras, sin dudas que las hagan temblar

Mantenme en pie y que tu amor aparte de mi mente esos recuerdos que me hieren

cuando dejo de sentir tu dulce presencia y la luna me observa en soledad

Haz que vuelva a contemplar el cielo, desafiándolo, y que no tenga temor a caer

Haz que la cobardía desaparezca de mí, que mi vieja guitarra vuelva a sonar

y que algún día, antes del amanecer, todo lo que encierro te pueda confesar

 

Volver

Te ha gustado? Dale a me gusta y comparte. GRACIAS!!

Te gusto este post. Compártelo