Abro los ojos, seco mi espíritu y elijo cuidadosamente las máscaras
tras las que esconderé mi pena, mi agonía, esos recuerdos acallados
que se me clavan en el corazón cada vez que sonrío a quienes lo necesitan
y que hacen sangrar lágrimas en mi interior mientras mi mirada disimula la melancolía
que acaricia discretamente con sus uñas afiladas esos anhelos que jamás se cumplirán

Ahora sé que el miedo al adiós definitivo se lo llevó la soledad que me abraza
cada noche cuando la luna pasa con dulzura sus manos por mi cabello
Ahora sé que no podré continuar mintiendo al espejo mucho más,
así que debo darme prisa y terminar drásticamente y con respeto mi libro cerrado
Mis viejas botas están preparadas para un último viaje antes de despedirme
Huiré como de costumbre, con las estrellas y los aullidos cómo fieles confidentes,
mientras mi herida con nombre regresa desde el pasado llamándome con cariño
Olvidaré por un momento lo poco que poseo y partiré hacia mi antigua ciudad,
donde mi vida tenía sentido, las palabras su significado y no me perdía bajo la lluvia para poder llorar

 

Volver

Te ha gustado? Dale a me gusta y comparte. GRACIAS!!

Te gusto este post. Compártelo