Cien preguntas rondan tu inocente y frágil curiosidad

¿Soy lo que buscabas o debes deshacerte de mí?

Quieres tantas respuestas que nunca sabré darte

Quieres abrir esa peligrosa Caja de Pandora bicolor

que no es más que mi silencioso corazón

 

Más vale que no lo intentes, pues esquivaré tus ansias de conocimiento

Más vale que olvides toda necesidad de conocerme a fondo

y que por tu propio bien dejes las cosas tal y como están

No soy responsable del veneno que podría liberar con mi confesión,

de cuanto acrecentaría con sinceras palabras tu inmerecido dolor

 

Sé que lloras cada noche cuando te quedas dormida,

pues cuando estoy a tu lado te veo hacerlo y sufro por ello

Sé que te escondes cada noche en dulces sueños

en los que aparezco ante ti, transformado en alguien sensible

que comprende y sana tu agonía, que demuestra que te quiere sin huir del día

 

Sé que despiertas cada mañana con una gran esperanza en tus ojos

que se desvanece rápidamente al descubrir que nada ha cambiado

Sé que el final de lo nuestro está cerca, demasiado cerca,

tanto que mis dedos y mi desesperación pueden tocarlo,

tanto que lleva con nosotros desde el principio

Sé que no hay nada que yo pueda hacer por evitarlo,

que empiezo a echar de menos tu sonrisa y tu ternura

ahora que todavía no te has marchado

 

Volver

Te ha gustado? Dale a me gusta y comparte. GRACIAS!!

Te gusto este post. Compártelo